El 25 de agosto de 2016, luego de una publicación en el semanario Análisis de la actualidad en la que dos monjas, Silvia Albarenque y Roxana Peña, denunciaron a las autoridades del Convento de Carmelitas Descalzas de Nogoyá. Se allanó la institución y en el operativo encontraron látigos, cilicios y otros elementos destinados a causar dolor y mortificación.

La noticia cobró carácter nacional y la priora del lugar, Luisa Ester Toledo, fue llevada a juicio y declarada culpable de privación ilegítima de la libertad doblemente calificada por el uso de violencia y amenazas.

Sandra Miguez investiga y analiza los pormenores del caso. Y recorre, además, la historia de la Iglesia, el rol de las mujeres dentro de la misma, la creación de la orden de Los Carmelitas, el anquilosamiento o persistencia de hábitos propios del medioevo. 

Líbranos del mal es un libro que nos permite asomarnos a un mundo de reglas rígidas, donde la evolución espiritual se alcanza sólo con sacrificio y dolor, atavismos que, a juzgar por la avanzada actual de ideas ultraconservadoras, van más allá de los claustros y lejos de estar en retirada han vuelto con más fuerza que nunca.


Mauricio Koch


Una tradición eclesial de menoscabo a las mujeres. Una institución de clausura en la que los suplicios rituales se convierten en castigos incesantes. Una madre superiora que desconoce todo derecho de las religiosas que están en el convento.

El silencio de quienes se van enterando. Dos mujeres valientes se atreven a denunciar. Sandra Miguez reconstruye esa historia, lee la causa judicial, piensa los hechos en relación a la trama múltiple de instituciones, creencias, insanías personales. Escribe como parte de los esfuerzos de reparación, haciendo lugar a la voz de las denunciantes, para desarmar el nudo entre religión y violencia.


María Pía López

Líbranos del mal - Sandra Viviana Miguez

$14.800,00

Ver formas de pago

Calculá el costo de envío

El 25 de agosto de 2016, luego de una publicación en el semanario Análisis de la actualidad en la que dos monjas, Silvia Albarenque y Roxana Peña, denunciaron a las autoridades del Convento de Carmelitas Descalzas de Nogoyá. Se allanó la institución y en el operativo encontraron látigos, cilicios y otros elementos destinados a causar dolor y mortificación.

La noticia cobró carácter nacional y la priora del lugar, Luisa Ester Toledo, fue llevada a juicio y declarada culpable de privación ilegítima de la libertad doblemente calificada por el uso de violencia y amenazas.

Sandra Miguez investiga y analiza los pormenores del caso. Y recorre, además, la historia de la Iglesia, el rol de las mujeres dentro de la misma, la creación de la orden de Los Carmelitas, el anquilosamiento o persistencia de hábitos propios del medioevo. 

Líbranos del mal es un libro que nos permite asomarnos a un mundo de reglas rígidas, donde la evolución espiritual se alcanza sólo con sacrificio y dolor, atavismos que, a juzgar por la avanzada actual de ideas ultraconservadoras, van más allá de los claustros y lejos de estar en retirada han vuelto con más fuerza que nunca.


Mauricio Koch


Una tradición eclesial de menoscabo a las mujeres. Una institución de clausura en la que los suplicios rituales se convierten en castigos incesantes. Una madre superiora que desconoce todo derecho de las religiosas que están en el convento.

El silencio de quienes se van enterando. Dos mujeres valientes se atreven a denunciar. Sandra Miguez reconstruye esa historia, lee la causa judicial, piensa los hechos en relación a la trama múltiple de instituciones, creencias, insanías personales. Escribe como parte de los esfuerzos de reparación, haciendo lugar a la voz de las denunciantes, para desarmar el nudo entre religión y violencia.


María Pía López

Mi carrito